La Cruda Realidad
Las braguitas vibradoras Club Vibe 2.OH con mando a distancia son un gran invento, sin duda. El control remoto te permite recibir un estímulo de vibración "manos libres"... la diversión está asegurada en tu próxima noche juntos. A tu pareja le encantará tener el poder en sus manos y estimularte cuando menos te lo esperes.

Y gracias su modo "Club", a partir de ahora salir a bailar será toda una nueva experiencia... ¿te imaginas que vibren al ritmo de la música? ¡Pues atrévete a probarlas!

Las podeís ver y probar en mis reuniones, ya que siempre van en mi maleta. Seguro que habreís visto la película "La Cruda Realidad" (The Ugly Truth), con Katherine Heigl y Gerard Butler. Aquí os dejo la famosa escena con las mismas braguitas vibradoras... no tiene desperdicio :



Tweet post sexo en lugar de cigarrillo
El 36% de los encuestados que participaron en un estudio de Retrovo.com, una página web estadounidense dedicada a la venta electrónica, afirman que tras una relación sexual envían un tweet.

Parece que los modernos romeos y julietas han sustituido el tradicional cigarrillo de después por un tweet. Especialmente los hombres, que duplican a las mujeres que han adquirido este nuevo ritual tecnológico-amoroso.
Algunos se dejan llevar y, ya puestos, comprueban su Facebook.

Según el estudio, los usuarios de iPhone son tres veces más propensos al tweet como culminación de una velada sexual que los devotos de la BlackBerry.

En el caso de los mayores de 35 años, sólo un 8% afirmó que habían enviado un tweet después de consumar una ceremonia amorosa.


¿Qué decir en 140 caracteres después del sexo?
Mayoritariamente, los twitteadores precoces que no pueden esperar ni a despedirse de su cita para enviar mensajes alardean de sus hazañas sexuales, de un encuentro sexual particularmente intenso y emocionante, de alguno de los momentos cumbre de éste o de que han conquistado a alquien que ni ellos mismos se creen que haya caído entre sus brazos.

Tecnología en todo momento
La tecnología y las redes sociales forman ya parte casi indisoluble de los más jóvenes. El informe de Retrovo.com también desveló que el el 34% de los menores de 35 años (frente al 9% de los mayores de 35) suele actualizar sus sitios favoritos durante una cita, y que el 40% lo hace mientras conduce.

Quejas por el antes
Si bien los pacientes de los sexólogos afirman que este nuevo ritual que sustituye al cigarrillo no les molesta, lo que sí encuentran bastante irritante es el momento anterior a la pasión cuando su pareja, normalmente el hombre, se entretiene con el ordenador, ya sea consultando el correo o mirando páginas pornográficas para ambientarse y no acaba de llegar a la cama nunca...
Curiosamente, los que dejan esperando a la mujer sentada e impaciente al borde de la cama no son precisamente los más jóvenes.


Por otro lado, aunque de momento no haya quejas por los tweets post, si antes las mujeres ya se sentían mal porque ellos no les hacían suficientes mimos después de compartir su intimidad y sus cuerpos, no hay garantías de que este precipitarse hacia el mundo, aunque sea de forma digital, no acabe pasando factura. Por lo menos antes, según muchas mujeres, ellos se limitaban a darse la vuelta y a dormirse, ahora corren a levantarse para comunicarse con sus seguidores con lo que la conexión post coito ya no es que se rompa sino que, directamente, se dinamita.

Esperemos también que los hombres twitteros no se apresuren a terminar el lance amoroso para poder contarlo lo antes posible porque, en ese caso, estamos listas.
Más o menos como los que viajan por el mundo con personas que sólo están pendientes de colgar las fotos del viaje en Facebook y de leer los comentarios.

Fuente: www.lamaletaroja.com
  • ¡ Llámame !

    ¡ Llámame !

    ¡ Escríbeme !

    ¡ WhatsAppeame !

    ¡ WhatsAppeame !

    O por Facebook: