La ovulación, momento de fantasías
La frecuencia e intensidad de las fantasías sexuales de las mujeres no depende solo de factores externos; también de su propia biología. Los científicos han descubierto ahora que la mujer tiene más fantasías sexuales cuando está ovulando, concretamente el doble, según una investigación de la Universidad de Lethbridge (Canadá). O sea, que no es sólo que estemos más receptivas en esta fase, sino que además fantaseamos más con el sexo y tenemos más sueños incitantes y excitantes.

Que nos sirva para vivir o recuperar la pasión con nuestra pareja… Escuchemos a nuestro cuerpo y a nuestra mente. También nos puede servir para vivir un flirt o para una noche loca: si estamos más receptivas, ellos lo notan, nuestro sex appeal brilla más, estamos más desinhibidas... Aprovechemos nuestra biología para hacer realidad nuestras fantasías. La "culpa" no la tendrá el chachachá sino la ovulación.




La Universidad de Lethbridge ha concluido que es durante los días fértiles del mes cuando la mujer tiene una mayor proporción de sueños eróticos. En los tres días más fértiles las mujeres pasaron de tener 0,77 sueños eróticos de media a 1,3, según el análisis del diario online que escribieron durante un mes 27 mujeres solteras, la mayoría de ellas universitarias.

Las mujeres “investigadas” reconocieron que durante su periodo de ovulación las imágenes sexuales eran mucho más excitantes, menos explícitas pero con más contenido emocional. El aumento de la imaginación y el pensamiento sexual no dependía de que las mujeres tuvieran o no pareja, sino de su interés por el sexo.

¡Piensa en sexo! Estimula tu deseo, tu libido y tu pasión. Además, el sexo es bueno para el cutis, el cabello y el bienestar.
¿Inyecciones de colágeno en el Punto G?
Un médico de Los Ángeles motivado por multiplicar el placer en las mujeres ha puesto de moda la inyección de colágeno llamada “G-Shot”.

“Sé lo que quieren las mujeres y lo que necesitan”, señala el doctor David Matlock.

Este nuevo procedimiento, dice, no es doloroso ni tan costoso. Dura aproximadamente 15 minutos y consta en anestesiar la zona y posteriormente inyectar un colágeno especializado en el punto G de la mujer.

El objetivo es aumentar el punto G de las mujeres y de esta forma la excitación y gratificación sexual.

El “G-Shot” es una técnica simple, no quirúrgica que aumenta temporalmente el punto G y tiene un costo de 1200 dólares.

“Si la paciente viene porque su marido, novio o pareja lo quiere, no lo acepto”, puntualiza el doctor.

Además, comenta que dos mil mujeres ya se han sometido a su procedimiento y  un 87% de las mujeres aseguraron haber experimentado una mejoría de su gratificación sexual después de la aplicación.

No obstante, en información publicada en ABC News, Jennifer Bass, directora de comunicaciones del Kinsey Institute for Research in Sex, Gender and Reproduction, asegura que el procedimiento aún no es aprobado por la Food and Drug Administration (FDA), por lo que podría ser un riesgo para la salud.

Incluso, cuando una mujer se somete al tratamiento, debe firmar una hoja con más de 68 riesgos asociados entre los que se encuentran la formación de cicatrices o disfunción sexual.

Mejor no complicarse la existencia, ¿no os parece? Y más cuando ya tenemos productos como "Lluvia de Amor" de Shunga.


La firma de cosmética Shunga, siempre enfocada a la búsqueda del placer, ha creado una crema (compatible con el látex y fabricada con ingredientes de grado alimenticio y farmacéutico) especialmente pensada para estimular el punto G y descubrir sensaciones sin igual que nos acerquen al placer supremo.

Pasarás de un ligero placer a unas sensaciones increíbles con sólo una aplicación. Y sin inyecciones peligrosas con un coste de cientos de euros.  "Lluvia de amor" se presenta en una caja de lujo que incluye un pequeño manual ilustrado con consejos para encontrar el punto G y para sentir el máximo placer.

http://la-maletaroja.com/cosmetica-erotica/229-lluvia-de-amor.html?search_query=lluvia+de+amor&results=1
La Cruda Realidad
Las braguitas vibradoras Club Vibe 2.OH con mando a distancia son un gran invento, sin duda. El control remoto te permite recibir un estímulo de vibración "manos libres"... la diversión está asegurada en tu próxima noche juntos. A tu pareja le encantará tener el poder en sus manos y estimularte cuando menos te lo esperes.

Y gracias su modo "Club", a partir de ahora salir a bailar será toda una nueva experiencia... ¿te imaginas que vibren al ritmo de la música? ¡Pues atrévete a probarlas!

Las podeís ver y probar en mis reuniones, ya que siempre van en mi maleta. Seguro que habreís visto la película "La Cruda Realidad" (The Ugly Truth), con Katherine Heigl y Gerard Butler. Aquí os dejo la famosa escena con las mismas braguitas vibradoras... no tiene desperdicio :



¿Qué frecuencia de sexo es normal?


En la frecuencia de las relaciones sexuales, como en las prácticas sexuales entre dos personas adultas, no hay nada normal ni nada anormal.

Cada persona tiene una forma propia de entender y vivir su sexualidad. Como en otras facetas de las relaciones y de la pareja, el quid de la cuestión es encontrar a alguien afín y combinar deseos, frecuencias y expectativas.

En una de las películas que protagonizaron Woody Allen y Mia Farrow, el consejero matrimonial pregunta al personaje de Mia:

-¿Cada cuanto hacen el amor?

-¡Oh! Continuamente –contesta ella- dos o tres veces por semana.

Cuando el terapeuta hace la misma pregunta al personaje de Woody, éste responde:

-Casi nunca, dos o tres veces por semana.

Más que hablar de frecuencia “normal”, deberíamos de hablar de una frecuencia que sea satisfactoria para los dos componentes de la pareja y siempre teniendo en cuenta que es mejor la calidad, que la cantidad…. ;-)

La forma de tener una vida sexual plena es conocer a la otra persona; mimarle y fomentar la fantasía, la imaginación y la complicidad.


¿Cómo introducir juegos y juguetes en vuestras relaciones?

Los juguetes sexuales no son la panacea que soluciona la rutina o cualquier otro problema o falta de entendimiento sexual, pero son unos buenos aliados para introducir variedad y nuevos estímulos en la vida íntima.

Por muy reacios que sean un hombre o una mujer a usar este tipo de elementos, seguro que se les puede tentar con juguetes que inviten a la participación como un estiloso masajeador, una braguita con vibrador con mando a distancia, un cosmético erótico –como un aceite afrodisíaco comestible (con el que excitar más y mejor sus zonas más sensibles)...

Los juguetes deben presentarse como una sorpresa, algo especial para una velada especial, y siempre de acuerdo a los gustos de la persona con la que compartimos cama. Puede ser muy divertido idear un juego personal o una fantasía para desarrollar con el objeto.
  • ¡ Llámame !

    ¡ Llámame !

    ¡ Escríbeme !

    ¡ WhatsAppeame !

    ¡ WhatsAppeame !

    O por Facebook: