Empieza con un masaje erótico
Cuando hablamos de preliminares parece que siempre nos quedamos en los básicos: masturbación y sexo oral, pero un masaje erótico puede ser el preliminar perfecto que os lleve directos al séptimo cielo. Hoy queremos contaros como hacer este tipo de masaje en el que aunamos relajación y sensualidad todo en uno…

PREPARA EL AMBIENTE 

El principal objetivo del masaje erótico es la relajación pero también encender la líbido y avivar el potencial erótico de todas las partes del cuerpo de nuestro amante. Por eso es muy importante recrear el ambiente perfecto: apaga el teléfono, enciende unas velas y desnudaos. ¡Incluso puedes poner algo de música relajante! Para hacer el masaje, elige un buen aceite que se deslice bien por la piel, y con un aroma que os guste. Desde La Maleta Roja os recomendamos el Aceite de Masaje Líbido de Shunga.


Este delicioso aceite de masaje está compuesto por una mezcla de aceites prensados en frío, para preservar todas sus propiedades nutritivas, como el aceite de almendras, pepita de uva, sésamo y aguacate, que dejarán la piel de tu amante ultra suave.

Además, su aroma está específicamente pensado para estimular todos los sentidos… ¡justo lo que queremos!

CÓMO HACER EL MASAJE

Lo más importante es que tus manos siempre deberán permanecer en contacto directo con el cuerpo de tu amante. Acaricia todas y cada una de las zonas de su cuerpo: empieza por sus manos, cabeza y pies, sigue tranquilamente por sus brazos y piernas, hasta que llegues a su tronco y, posteriormente, a su punto más íntimo.

La idea es aumentar al máximo su excitación, por eso no debes ir directamente a los genitales. Recreate por todo su cuerpo y, una vez que llegue el momento.. bueno, aquí ya no necesitas nuestros consejos, ¿verdad?
Alimentación para una vida sexual saludable
La alimentación no solo es necesaria para mantener una buena salud sino también una vida sexual saludable. Una alimentación deficiente puede causar afecciones cardíacas como la arterioesclerosis, que pueden producir disfunción eréctil. Además, con una dieta rica en azúcares y harinas puedes sufrir de diabetes. Este mal puede causar en los hombres disfunción eréctil y en las mujeres resequedad vaginal.

La alimentación es un factor crucial para mantener una buena salud. Sin embargo, una alimentación inadecuada no solo te producirá sobrepreso, sino también otros problemas que afectarán tu vida sexual.

La respuesta sexual depende del sistema circulatorio y del sistema nervioso, por lo que los alimentos que aportan nutrientes para mantener estos sistemas en un estado óptimo influirán de forma positiva en tu vida sexual. Esto no significa que no se pueda consumir alguna vez alimentos perjudiciales, sino que se debe evitar su ingesta a diario.

El consumo de alimentos ricos en grasas y colesterol es considerado como una causa de la arterioesclerosis. A medida que las arterias se van estrechando será más difícil realizar actividad física y además mantener una erección. Las primeras arterias afectadas por una dieta rica en grasas son las arterias más pequeñas, entre ellas las que irrigan los tejidos del corazón y del pene.

Para reducir el consumo de grasas no es necesario suprimir las carnes o los lácteos de la dieta. Basta con sustituir el tocino por carnes magras. Incluso, es mejor consumir pescados azules —como el salmón, el atún, la sardina o el pez espada— que elevan el colesterol bueno. En cuanto a la leche y los quesos, lo más recomendable es incorporar a la dieta versiones bajas en grasa de estos alimentos ya que pueden ser muy dañinos.

Para evitar las enfermedades cardíacas, también es necesario eliminar las grasas trans de la dieta, porque estas sustancias reducen el colesterol bueno y aumenta el colesterol malo. Este tipo de grasas se encuentra en los aceites hidrogenados, la margarina y la mantequilla. Es mejor evitar el consumo de estos productos. Además, en lugar de freír los alimentos, prepáralos de forma diferente: asados, al horno o al vapor.


Por otro lado, es necesario controlar el azúcar y las harinas en la dieta, ya que el consumo frecuente de estos alimentos está asociado al desarrollo de diabetes. Uno de los efectos secundarios de esta enfermedad es la disfunción eréctil en los hombres. Las mujeres diabéticas, en cambio, pueden sufrir de resequedad vaginal y también se vuelven más propensas a infecciones en el área genital.

Si los niveles de azúcar en la sangre se encuentran alterados, pacientes de ambos sexos pueden sentir mucha fatiga y, por ende, una caída en su deseo sexual. En una etapa avanzada de diabetes, cuando hay daño en los tejidos nerviosos, experimentar un orgasmo se vuelve imposible.

La mejor forma de prevenir la diabetes es controlar el consumo de azúcares y harinas blancas. Estos alimentos producen una elevación repentina del azúcar en la sangre. Lo más recomendable es sustituir el pan y las pastas por versiones integrales, ya que se trata de carbohidratos de absorción lenta —es decir, que mantienen constante el nivel de azúcar—. Incluso, es mejor incorporar a tu dieta diaria más vegetales y frutas frescas, como la toronja, la cereza, la pera y la manzana, que tienen un índice glicémico muy bajo.

Recuerda, una buena alimentación repercute directamente en la calidad y el disfrute de tu vida sexual!

Fuente: Tu Guia Sexual
  • ¡ Llámame !

    ¡ Llámame !

    ¡ Escríbeme !

    ¡ WhatsAppeame !

    ¡ WhatsAppeame !

    O por Facebook: