Amor, mimos y sexo para la felicidad
Ante una crisis que nos está golpeando duro, la respuesta -aparte de las protestas o acciones que cada uno considere que debe llevar a cabo- es acercarse a la pareja y a los amigos.

Es fácil que las dificultades económicas crispen el ambiente y que nos alejemos de las personas que más queremos o que incluso tendamos a pagar nuestros problemas, malhumores o frustaciones con ellas.

Lo que sigue siendo gratis y, además, aporta muchos beneficios emocionales, psicológicos y hasta fisicos es mimar, acariciar, dar masajes o recibirlos, abrazar, escuchar, hablar, dialogar, pasear –mejor abrazados o cogiendoos de la mano-, dedicarse al otro...

Es tiempo de pensar en las personas que más queremos, especialmente en nuestra pareja, y construir y mantener un mundo de dos en el que los besos sean importantes. Da cada beso pensando en él, no por costumbre, sino consciente de que es un momento especial con la persona que quieres.


Si tenéis problemas económicos (¿quién no, a estas alturas?) está muy bien que habléis sobre el tema y que analicéis la situación en equipo, pero no permitáis que sea el único tema de conversación y que domine vuestras vidas. De vez en cuando, programad alguna actividad juntos en la que no habléis de vuestros problemas.

Evidentemente, un masaje o ver una película abrazados son dos oportunidades únicas para mimar y para acercaros. Quizá lo único bueno de la crisis es que nos puede enseñar que lo que importa no son los coches ni los bienes ni los lujos sino las personas.

Según una encuesta de La Maleta Roja, la crisis afecta a 3 de cada 10 parejas. Este dato no se refiere al plano económico sino a su relación sentimental en sí. Las parejas se resienten por el estrés, el desánimo y la depresión que provoca una difícil situación económica.

Sexo reconfortante, sexo animoso
El sexo parece el último bastión de resistencia de las parejas que quieren seguir juntas y/o que todavía conservan la chispa, la cercanía y la complicidad.

Siempre se ha dicho que en una pareja es importante tener proyectos en común, pero ahora estos deberían centrarse en el presente: el proyecto es seguir estando unidos, luchar juntos, comunicarse, divertirse...

La crisis económica no ha disminuido el interés de los ciudadanos por el sexo: tres de cada cuatro españoles están satisfechos con sus relaciones sexuales y afirman que una buena vida sexual mejora su estado de ánimo, según el Informe Durex sobre Bienestar Sexual que se ha elaborado a partir de encuestas a más de 29.000 personas en 36 países.

Puede ser que los problemas económicos, la crisis, los recortes de sueldo y derechos, la amenaza de un ERE o haber sobrevivido a varios EREs en la empresa, tener que posponer la boda o aparcar algunos sueños por falta de dinero... creen desánimo, también en el aspecto sexual, pero, por otro lado, el sexo también puede servir de válvula de escape y apaciguar la ansiedad y subir la moral.

Ternura seductora
Para espolear el deseo, si uno de los dos está bajo de ánimo, se puede recurrir a la ternura, a la imaginación y a la complicidad. Caricias lentas para encenderse; un masaje relajante sin que haya ninguna intención sexual; un masaje sensual, lento y tentador con toda la intención. Quizá podéis llevar a vuestro dormitorio un nuevo elemento, asequible y que puede servir para varias veces y diversas fantasías como un lubricante con sabor, una crema de masaje comestible, chocolate con plumcel, o Gloss divino oral Shunga -que pueden servir, además, como regalo para una ocasión especial, sobre todo si van acompañados de una sesión de caricias o de mucha imaginación- o un detalle como unos bombones afrodisíacos

Para abrir boca, éste es el apartado de estimulantes de La Maleta Roja.

Las nuevas seducciones requieren mucha imaginación y poca inversión: sólo algunos detalles económicos: podéis recrear una cena romántica en vuestra casa o un nuevo escenario con un juego de rol en el que podéis ser protagonistas de Las Mil y una noches, hombre y mujer de las cavernas o el clásico mujer policía y detenido, entre otros muchos, para poner fantasía y juego a alguna velada. Al ser otras personas (es importante meterse en el papel) será más fácil dejar de pensar en los problemas cotidianos.


La recompensa de cuidar el sexo, según los entrevistados para el Informe Durex, es estar menos estresado (61%), convertirse en mejores parejas (51%), sentirse mejor (44%), aumentar de la energía (42%) y disminuir la propensión a la infidelidad (33%).

El 74% de los españoles se consideran satisfechos con su vida sexual, lo que sitúa a España en la décima posición del "ránking" de los 36 países, por encima de Francia, Italia o el Reino Unido. La lista de los países más satisfechos la encabezan Nigeria e Indonesia (85%).

El porcentaje de españoles que declara que sus parejas son buenas proporcionándoles placer sexual es del 80% y se sitúa por encima de la media mundial (75%).

Crisis e infidelidad
No van muy desencaminadas el 33% de personas que, según el Informe Durex, apuestan por tener sexo con sus parejas para evitar infidelidades.

El profesor Omri Gillath, de la Universidad de Kansas, afirma que los hombres que sufren las consecuencias de la crisis son más proclives a buscar relaciones sexuales, tengan o no pareja.

Según el profesor, esto se debe a que el ser humano, cuando tiene sensación de que está en peligro, desarrolla una necesidad inconsciente de reproducirse y, por tanto, está más predispuesto al sexo.


Ocio para todos
La ventaja es que llega el buen tiempo y se puede salir y disfrutar de la naturaleza. La clave en estos tiempos es buscar alternativas de ocio y diversión más económicas: podemos volver a los antiguos escenarios de las salidas de los españoles con la cesta de picnic a cuestas: playa, ríos, montaña, campo, lagos, pozas de ríos… Naturaleza y más naturaleza que nos ayudarán a llevar un estilo de vida más saludable.

Aprovechad para hacer un plan de puesta en forma juntos que puede consistir en correr y luego hacer diversos ejercicios (como adbdominales, sentadillas y flexiones) en un parque.

Explorad las opciones de ocio más económicas (museos, festivales y conciertos gratuitos, exposiciones de temas que os interesen, sesiones de cine en casa, cenas rotativas en casas de amigos, bibliotecas...)
Pero daos un capricho de vez en cuando. En páginas webs de clubs de compras colectivas como Dooplan, Groupalia, Groupon, Letsbonus, Offerum etc... podéis encontrar cenas, cócteles imaginativos, degustaciones o espectáculos con grandes descuentos.

Se trata de adaptarse a la situación y sobrevivir y vivir con la pareja y con su ayuda hasta que lleguen tiempos mejores.

Fuente: Alicia Mirashi www.lamaletaroja.com
  • ¡ Llámame !

    ¡ Llámame !

    ¡ Escríbeme !

    ¡ WhatsAppeame !

    ¡ WhatsAppeame !

    O por Facebook: